Vivimos en un mundo hiper-conectado, con acceso ilimitado a la información y una cantidad de datos circulando en la red nunca antes vista. Frente a esta situación, el desafío de comunicadores y periodistas es aprender a leer estos datos, saber analizarlos, y poder contar la historia de una manera atractiva para la audiencia.

Los expertos afirman que el periodismo de datos es el futuro del periodismo. Analizar e interpretar bases de datos para producir historias es la principal habilidad que los profesionales deben demostrar en el mercado actual de las comunicaciones. Por ello, capacitarse en esta tendencia, más que un valor agregado, se vuelve una condición necesaria de todo periodista.

Distintas universidades en el mundo dictan cursos y posgrados de periodismo de datos. Sin embargo las fuentes, los tipos de datos, la manera de presentar y de leer la información, y su relevancia en el entorno local influye en la manera de contar la historia. Esto hace que la experiencia local cobre mayor relevancia.