logo moeLOGO TRANSPARENCIA AZUL 2014

 

Publicidad de campañas electorales sin control

  • Grupos significativos y partidos políticos en consultas ampliaron las campañas electorales de 4 a 12 meses aprovechando vacíos legales y ausencia de medidas de control.
  • No hay responsabilidad política frente a la inscripción por firmas, ni rendición de cuentas de campañas.
  • No existe información sobre quiénes están financiando la recolección de firmas.

Bogotá, D.C., 27 de octubre de 2017. Desde el pasado 28 de agosto, día de la comisión de seguimiento electoral, y luego en carta enviada el 15 septiembre, la Misión de Observación Electoral (MOE), ha solicitado al Consejo Nacional Electoral (CNE), que active la plataforma “Cuentas Claras” como mecanismo para brindar información en línea sobre las campañas de Grupos Significativos de Ciudadanos (GSC), que están en todo el país recogiendo firmas para poder presentarse a las próximas elecciones por fuera de los partidos políticos. A la fecha no hay información que permita el escrutinio público de la información sobre la financiación de dichas campañas.

En lo corrido de 2017, y de cara a las elecciones presidenciales de 2018, a la fecha van 40 comités de recolección de firmas inscritos para competir por el cargo  de la Presidencia de la República, lo que representa un 179% más de comités que en 2014. Adicionalmente hay 46 GSC recogiendo firmas para inscribir listas a Senado de la República y 86 para la Cámara de Representantes.

inscritos para Presidente

Fuente: RNEC con cálculos MOE

camara senado

Fuente: RNEC con cálculos MOE

La MOE y Transparencia por Colombia advierten sobre la existencia de al menos tres problemas con el proceso de recolección de firmas para las candidaturas a Presidencia y Congreso.

Primero, en la práctica estos candidatos amplían de 4 a 12 el número de meses que dedican a promocionar su candidatura. Segundo, de esos 12 meses, 8 no están cobijados por la normatividad electoral y lo que es peor, hasta la fecha CNE no ha expedido medidas que permitan transparentar las actividades y costos de estas candidaturas. Tercero, estas candidaturas tienden a convertirse en mecanismos para medir la popularidad electoral y en función de ello negociar coaliciones y avales con las organizaciones políticas existentes.

Para Alejandra Barrios Cabrera, directora de la MOE, “es preocupante que los candidatos por firmas no están obligados a reportar en línea los ingresos y gastos de campaña, ni a cumplir con los topes de donaciones, ni a limitar su publicidad en medios, ni a rechazar la financiación de personas jurídicas, extranjeras, anónimas, públicas o de fuente ilegal. Por eso necesitamos que el CNE active mecanismos para transparentar estas precampañas. Estos vacíos se hicieron evidentes en las últimas elecciones, y no obstante estar ya detectados; es increíble que no se hayan adoptado las medidas correctivas por parte de la autoridad electoral”.

Según Andrés Hernández, director de Transparencia por Colombia, “el abuso del mecanismo de recolección de firmas y la falta de controles a los cuales deben someterse, reduce la responsabilidad política de los precandidatos pero también de los partidos que eventualmente los terminen avalando y que sacarán beneficio del éxito que logren quienes ya han iniciado campaña”.

Además preocupa que la ausencia de una autoridad que gobierne esta etapa del proceso electoral, ha quedado en evidencia con el hecho que desde ya funcionarios públicos estén siendo denunciados e investigados por presunta participación en política a través del proceso de recolección de firmas. La MOE y Transparencia por Colombia recuerdan que ningún bien o servicio del Estado puede ponerse al servicio de candidatos o campañas políticas; y hacerlo es un delito que debe ser reportado a las autoridades. Es importante que los contratistas del Estado funcionarios públicos y ciudadanía en general que se sientan coaccionados directa o indirectamente para apoyar con su firma a alguna candidatura a la Presidencia o al Congreso de la República, rechacen enfáticamente ese comportamiento y lo reporten a la Misión de Observación Electoral a través del portal web www.pilasconelvoto.com

La campaña electoral ya comenzó y se está manifestando en la calle a través de vallas, pendones, volantes, publicidad en redes sociales y eventos de proselitismo electoral. Para la MOE y Transparencia por Colombia, “la incertidumbre que existe en este momento sobre las posibles consultas partidistas a realizarse el próximo 19 de noviembre y sobre la falta de claridad en torno a la regulación de la exposición pública en el proceso de recolección de firmas, ha permitido que la propaganda electoral facilite que algunos posibles candidatos estén en plena actividad electoral, mientras que otros tienen claras restricciones legales para iniciar campañas”.