El control ciudadano a la inversión local de los recursos provenientes de las regalías es uno de los mayores retos que tienen todas las regiones a las que llegan estos fondos provenientes del Sistema General de Regalías (SGR). A pesar de las dificultades, se ha avanzado en esta labor, en la cual Transparencia por Colombia (TpC) está aportando su experiencia y apoyo práctico.

Precisamente, durante los pasados meses de mayo, junio, julio y agosto,  TpC, con el apoyo del Departamento Nacional de Planeación y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, desarrolló  talleres en Meta, César, Nariño, Casanare, Sucre,  Santander, Córdoba, La Guajira y Cauca con el fin de socializar y tener retroalimentación de la propuesta metodológica de las Auditorías Ciudadanas para el control social a los proyectos locales financiados con regalías.

Estos talleres dieron a conocer experiencias y aportes de los líderes comunitarios y de los funcionarios públicos sobre la metodología de las Auditorías Ciudadanas. Con esta información Transparencia por Colombia identificará el tipo de entorno y capacidades locales frente al control social con el fin de seleccionar 30 de las 40 entidades territoriales visitadas inicialmente, en las que se acompañará la implementación de las Auditorías Ciudadanas en próximas fases del proyecto.

¿Qué dice la ciudadanía?

De manera general, los líderes comunitarios manifestaron dificultades en el ejercicio de  control social ya que los prejuicios limitan su ejercicio como veedor. Los líderes comunitarios son percibidos  como una traba en los procesos de ejecución de los proyectos, y como focos generadores de conflicto. Sin embargo, en los talleres algunos demostraron que, con su insistencia,  el ejercicio de control social contribuyó a la buena ejecución de los proyectos, a mejores resultados de los esperados inicialmente, cambiando los imaginarios institucionales.

A su vez, consideran que el control social debe reforzarse y se le debe dar más importancia a aquellos hechos que los veedores ponen en evidencia, pues ellos sienten que las entidades públicas, operadores o entidades ejecutoras no tienen en cuenta los comentarios presentados por la comunidad, lo que puede contribuir a evitar la pérdida de recursos del SGR.

¿Qué dicen los funcionarios públicos?

De la misma manera, los funcionarios públicos expusieron experiencias exitosas y procesos de convocatorias permanentes para el control social frente a proyectos de inversión locales, que  dejaron lecciones aprendidas. También, manifestaron  que es importante el compromiso de los dirigentes municipales para que los ejercicios encuentren un escenario propicio y de promoción del control social. Para los actores sociales y estatales en los territorios, la importancia de estos talleres radica en la posibilidad de aportar en la metodología de las Auditorías Ciudadanas desde su experiencia y conocer de cerca un desarrollo institucional que se presenta como una oportunidad para facilitar estrategias, mecanismos y herramientas para la promoción y el ejercicio del control social en los territorios.

Durante los talleres, los líderes comunitarios asistentes fueron bastante activos y críticos frente a las administraciones locales y el Gobierno Nacional. Se evidenció una importante trayectoria, experiencia y conocimientos sobre el control social y el SGR.Hasta el momento se han realizado nueve talleres con el apoyo de socios locales como Corporación Ocasa, Foro Nacional por Colombia – Capítulo Valle del Cauca y Capítulo Costa Atlántica-, Corporación Desarrollo y Paz Córdoba y Urabá, Corporación Hablemos Colombia, Fundación Montes de María y Fundación Universitaria Área Andina.

Más información sobre los talleres aquí.