DITY035XUAA3w1p.png large

Tras la expulsión de Iván Velásquez, el comisionado de la ONU contra la corrupción, por el presidente guatemalteco Jimmy Morales, Transparency International solicita a su reincorporación inmediata en el cargo la continuidad de las investigaciones impulsadas por su equipo de expertos internacionales.

“Este intento de bloquear a la justicia no puede ser tolerado. La comisión de las Naciones Unidas tiene dos años más de mandato y ha conseguido éxitos tangibles en la lucha contra la corrupción. El presidente Morales no puede perturbar el curso de sus investigaciones. Nadie debería estar por encima de la ley; el pueblo guatemalteco ha recuperado la esperanza gracias al trabajo de la comisión y esa labor no debe ser cancelada”, destacó José Ugaz, presidente de Transparency International.

La expulsión de Velásquez se produce apenas días después de que la fiscal general pidiera a la Corte Suprema de Justicia el desafuero del presidente Morales a efectos de que rinda cuentas sobre la desaparición de fondos de campaña. El presidente Morales niega haber cometido alguna irregularidad.

La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, conocida como CICIG, se creó en 2006. Es políticamente neutral y ha tenido un desempeño eficiente en el juzgamiento de actos de corrupción. Ha procesado casos de corrupción y fraude en el ámbito político y empresarial, y ha conseguido que se encarcele a personas corruptas.

“La comunidad internacional ha condenado esta decisión unilateral que pretende poner fin al trabajo de la comisión contra la corrupción. Si el presidente Morales no desiste de estas acciones, los avances logrados en Guatemala contra la corrupción terminarán. No se puede permitir que eso suceda. Los guatemaltecos ya se están manifestando en protesta contra las acciones del presidente. Transparency International apoya a la población de Guatemala”, señaló Ugaz.

Fuente: Transparency.org