El pasado 2 de diciembre, Transparencia por Colombia y la Veeduría Distrital dieron inicio al Índice de Transparencia Bogotá D.C. (ITB) con la primera capacitación dirigida a interlocutores y representantes de 34 entidades del Distrito Capital. El ITB es un instrumento de control social que permitirá medir los riesgos de corrupción al interior de las entidades distritales. Además, de ser una iniciativa muy importante para Bogotá, refleja el trabajo en conjunto entre la sociedad civil y el Estado, para combatir este flagelo.

Durante la capacitación se discutieron las condiciones institucionales en los sistemas de gestión, enfatizando en la importancia del control social como elemento fundamental de lucha contra la corrupción y en el deber ser de la gestión pública desde la visión ciudadana. Marcela Restrepo, directora del Área Sector Público de Transparencia por Colombia, señaló que la corrupción se aprovecha de los vacíos institucionales, afirmando «Donde el Estado es más débil, la corrupción tiene mayores oportunidades».

En Colombia, la corrupción permea a las entidades y a los órganos de control, por lo que se convierte en un factor cultural y cotidiano, generando baja sanción, disminución en la capacidad de investigar y sancionar, y permisividad.

En este espacio de sensibilización y capacitación, los interlocutores conocieron la metodología de evaluación del Índice, los aspectos generales a tener en cuenta para la recolección de información y algunas recomendaciones operativas para el proceso.

El Índice de Transparencia Bogotá D.C. se centrará en los procesos administrativos de las entidades distritales evaluadas, teniendo en cuenta 3 factores clave: visibilidad, institucionalidad, y control y sanción. Y ámbitos de la gestión pública como: planeación, contratación, talento humano, rendición de cuentas, control interno y externo, acceso a la información pública, herramientas de lucha contra la corrupción, y promoción de la participación ciudadana.

Un elemento fundamental en la medición será la «lupa ciudadana», es decir, que el índice trascienda la valoración administrativa, y refleje, en su evaluación, lo que el ciudadano espera de las entidades distritales.

Para la Veeduría Distrital, el Índice no sólo ayudará a identificar los posibles riesgos de corrupción en la gestión de las entidades distritales, también ayudará a identificar cuáles son las herramientas y mejoras en la gestión pública que han realizado estas entidades para luchar contra la corrupción.

20161202_101746

Mira la galería de fotos del foro “Transparencia y Combate a la Corrupción” aquí