captura1Sin duda, una de las imágenes que quedarán para siempre en la mente de todos los que amamos el fútbol será aquella en la que Simon Brodkin, un comediante británico, en plena rueda de prensa arrojó un fajo de billetes sobre Joseph Blatter, expresidente de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), con el fin  de rechazar la propuesta de que Corea del Norte fuera sede de la Copa del Mundo. Más allá de la sátira que implica esta protesta, refleja el espíritu de varios hinchas alrededor del mundo cansados del manejo turbio que se le ha dado al fútbol durante los últimos 40 años, en complicidad con algunas multinacionales del sector deportivo y de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), por mencionar algunos sectores en donde los hechos de corrupción no se han hecho esperar.

La pasión que genera el fútbol es tan grande que durante los últimos años se ha generado un gran interés en organizaciones de la sociedad civil por desarrollar estrategias que permitan un manejo transparente y abierto a todos los interesados, para posicionar este deporte como un bien público, en la medida que “es de todos y para todos”. Con base en lo anterior e inspirados en el Global Corruptión Report – Sport publicado por Transparency International a comienzos de este año, se han identificado riesgos y hechos de corrupción al interior del manejo deportivo, lo cual rompe con la naturaleza que viene de manera intrínseca con el deporte, el juego limpio.

829c0258-fd13-4477-ba06-2a5d6475f636

Es por esto que desde Transparencia por Colombia junto con la Fundación Foro Nacional por Colombia y Fanvox, nos dimos a la tarea de formular un proyecto a largo plazo que permita diagnosticar el estado actual de la transparencia en el manejo del fútbol colombiano y con base en sus resultados, diseñar e implementar una iniciativa multi-actor que fortalezca el marco institucional del fútbol, y además, instruya a los diferentes involucrados para incorporarla en su acción. Una iniciativa única en Latinoamérica y con un componente altamente innovador a nivel internacional.

Por último, pero no menos importante, se debe tener en cuenta la participación de los hinchas a través de procesos más democráticos y abiertos en materia de acceso a la información sobre el manejo administrativo de sus equipos y mayor participación; igualmente, los clubes deberán contemplar la posibilidad de su participación como socios estratégicos. Desde Transparencia por Colombia, los invitamos a participar en esta iniciativa de control social, que permite  visualizar al  fútbol como bien público y como un escenario de  juego limpio. Sin más palabras, “nos ponemos la 10” para lograr la  transparencia e integridad en el deporte que más une a los colombianos. Por eso los invitamos a participar en esta iniciativa. ¿Se le miden?

Conoce los Resultados de la Primera Encuesta sobre Fútbol Transparente