Bogotá D.C., abril 18 de 2018

Transparencia por Colombia celebra el apoyo que ha recibido la Consulta Popular Anticorrupción por parte de distintas fuerzas políticas el día de ayer en la plenaria del Senado de la República, cuya votación definitiva quedó aplazada para el 5 de junio de 2018 como resultado de un compromiso público de la mayoría de los partidos políticos para darle luz verde en esa fecha a la consulta. Según Andrés Hernández, Director Ejecutivo de Transparencia por Colombia, “el compromiso de distintas fuerzas políticas por sacar adelante esta iniciativa queda grabado en la opinión pública que pedirá cuentas al Senado sobre esta decisión”.

Para Transparencia por Colombia, dentro de las principales reformas estructurales que requiere nuestro país se encuentra la transformación del sistema político y del ejercicio del poder, la recuperación de la legitimidad de la justicia y el logro de sanciones efectivas, y el rompimiento del clientelismo en el empleo público y la contratación. Varias de las medidas que harían parte de la Consulta Popular Anticorrupción contribuirán a que el país tenga avances en algunas de estas vía, principalmente las relacionadas con la eliminación de beneficios a personas condenadas por corrupción y la prohibición de volver a contratar con el Estado (pregunta 2), la participación de la ciudadanía en la decisión de los presupuestos públicos de inversión (pregunta 4), la obligación de rendir cuentas sobre la gestión de los miembros del Congreso (pregunta 5), y la divulgación de la declaración de bienes y patrimonios de representantes elegidos por votación popular (pregunta 6).

Más allá de los contenidos específicos que estarían contenidos en la consulta, para Transparencia por Colombia el apoyo ciudadano y de distintas fuerzas políticas a esta iniciativa representa una oportunidad histórica para que la ciudadanía le entregue un mandato claro e inequívoco a la dirigencia política sobre el rechazo ciudadano a todas las formas de corrupción y la exigencia de medidas de fondo para atacar este problema. “En esto radica la importancia de la decisión final que tomará el Senado el 5 de junio sobre la consulta y sobre la cual estaremos expectantes”, indicó Hernández.