• Preocupación por la dilación en el Plan para un Congreso Abierto y Transparente.
  • “El país necesita un congreso abierto y transparente, pero esto no se logra con promesas y en ruedas de prensa, sino con decisiones y acciones”: Elisabeth Ungar, directora ejecutiva de Transparencia por Colombia.

 

La lucha contra la corrupción y  el trabajo a favor de una mayor transparencia en todas las instancias de la vida nacional, sea el sector público o privado, está en el eje del debate público hoy.

Aunque el Congreso de la República asumió el compromiso de avanzar en las medidas de Transparencia y Acceso a la Información, vemos con preocupación que algunos de sus miembros están actuando en contravía de estos propósitos, dilatando las discusiones y el avance de tres iniciativas fundamentales.

La primera de ellas fue la firma, por  parte de los presidentes de Senado y Cámara, del  «El Plan para un Congreso Abierto y Transparente”, avalado por la Secretaría de la Transparencia de la Presidencia de la República. Este plan, que fue divulgado recientemente,  incluyó, entre otros aspectos, dar a conocer en las páginas web del Senado y la Cámara de Representantes las Declaraciones de Conflictos de Intereses de los congresistas, visibilizar la relación mensual de viajes internacionales realizados por cada uno de ellos y el presupuesto por concepto de tiquetes expedidos, así como la información sobre contratación pública adelantada por el ordenador del gasto en cada cámara y la agenda legislativa de las cámaras y de las comisiones legales y constitucionales.

Igualmente,  se presentó el proyecto de Ley  “por el cual se expide el Código de Ética y Disciplinario del Congreso de la República”. Además, hay una tercera iniciativa que busca, también a través de  un proyecto de Ley en pro de la transparencia legislativa,  que los congresistas de manera proactiva publiquen sus declaraciones de renta y conflictos de interés.  Estos proyectos pretenden traducir  en acciones concretas los compromisos del Plan.

 

 

Paradójicamente, el trámite de este proyecto ha sufrido varios tropiezos. El jueves algunos congresistas  pidieron que se suspendiera su estudio, poniendo en riesgo la aprobación del mismo. A esto se suman los recientes escándalos que involucran a miembros de las Unidades de Trabajo Legislativo (UTLS) y a Funcionarios del Área Administrativa y Financiera del Senado, hechos que contradicen las intenciones de las directivas del Congreso y afectan la ya frágil credibilidad y confianza en la institución.

Transparencia por Colombia hace un llamado al Congreso de la República para que avance en  la discusión de estos proyectos y en la implementación a través de acciones concretas y visibles para hacer realidad el propósito y los compromisos de tener un Congreso más abierto y transparente .

Elisabeth Ungar, directora ejecutiva de Transparencia por Colombia, manifestó: «Es fundamental dar pasos concretos para superar la adhesión retórica a un discurso que se puede quedar en buenas intenciones.  El país necesita un congreso abierto y transparente, pero esto no se logra con promesas y en ruedas de prensa, sino con decisiones y acciones”.

 

Mayor información:

 

Paula Santamaría
Coordinadora de Comunicaciones

comunicaciones@transparenciacolombia.org.co
Móvil y fijo: 318 386 60 78 – 6100822 ext. 103