Tipos de Responsabilidad

Esta clase de responsabilidad se encuentra estipulada en el artículo 90 de la Constitución Nacional donde se señala que el Estado responderá patrimonialmente por los daños antijurídicos que le sean imputables y que podrá repetir en contra del funcionario Público que haya cometido la conducta dolosa o culposa que generó el daño.  En ese sentido la Corte Constitucional mediante providencia de C-233 DE 2002 manifestó al respecto:

“Esta disposición constitucional se enmarca dentro del objetivo específico del Constituyente de obligar al servidor público a tomar conciencia de la importancia de su misión y de su deber de actuar de manera diligente en el cumplimiento de sus tareas. El Constituyente también quiso en este sentido someter al servidor público a un severo régimen de inhabilidades e incompatibilidades, así como a estrictas reglas de conducta que garanticen la moralidad pública y el ejercicio de las funciones a ellos atribuidas orientado siempre a la defensa del interés general y al cumplimiento de los fines del Estado.”

Unida con la anterior, es la obligación jurídica de los servidores públicos y de los particulares, de responder cuando en ejercicio de la gestión fiscal, o con ocasión de ésta, causen por acción u omisión, y en forma dolosa o gravemente culposa, un daño al patrimonio del Estado[1].

[1] https://www.contraloria.gov.co/atencion-al-ciudadano/preguntas-frecuentes#LaResponsabilidadFiscal

Es la obligación jurídica de los servidores públicos  y de los particulares que ejercen funciones públicas de responder ante la inobservancia de los deberes funcionales, en los términos previstos en la Constitución, las leyes y los reglamentos que resulten aplicables.” (Sentencia C-908 DE 2013 Corte Constitucional).

Este deber nace desde el artículo 06 de la Constitución Nacional, en el caso de que omitan realizar alguna actividad propia de su función o se extralimiten en ellas, se verán inmersos en una falta disciplinaria, que, de acuerdo a su realización, será clasificada en una de sus modalidades (leve, grave, gravísima) y su resultado será objeto de sanción disciplinaria que podrá ir hasta la suspensión definitiva de su cargo y la inhabilidad para ejercer funciones públicas.

Es un tipo de responsabilidad de linaje especial que se traduce en una serie de conductas tipificadas como delitos el Código Penal (Ley 599 de 2000) y en el Código Penal Militar (Ley 1407 de 2010)[1]  y que acarrean una serie de penas  que pueden ser privativa de de la libertad de prisión, prisión domiciliaria y  multa, entre otras como la inhabilidad para ejercer cargos públicos.

[1] Código Penal Militar. Artículo 20. “Los delitos cometidos por los miembros de la Fuerza Pública son los descritos en este Código, los previstos en el Código Penal común y en las normas que los adicionen o complementen.”

Deja un comentario