Manifiesto de un verdadero Sapo

El sapo es una especie fundamental para mantener el equilibrio en los ecosistemas; de él depende que diferentes plagas de insectos en el ambiente estén controladas, sin embargo, la palabra sapo ha sido utilizada coloquialmente para insultar a quienes “se meten donde no deben”. ¡Pues ya no más! Queremos que este concepto mute y que los sapos sean reconocidos por su labor de denunciar la corrupción y proteger los recursos públicos que son de todos.

Pero hay que tener una cosa clara: ¡Hay que cuidar a los sapos de la corrupción para que sigan con su labor! Tenemos que proteger a nuestra especie de la extinción y de aquellas plagas que a través de la corrupción quieren arrebatar los derechos de la ciudadanía.

Ya no somos ni metidos, ni lambones, somos comprometidos con lo nuestro. A muchos de nosotros ya no nos importará que nos llamen sapo, es más, es todo un honor y por eso queremos ser parte de la nueva especie:

¡Sapos de honor!

 

Seremos una ciudadanía que se arriesga a denunciar, tomar el control, hacer seguimiento a los dineros públicos, respetar a los demás, desaprobar hechos de corrupción y sobretodo contribuir a un mejor ambiente.

Por eso para ti que estás cansado de escuchar sobre la corrupción en Colombia y quieres hacer parte del cambio, te invitamos a decir:

¡Sí, soy un sapo y a mucho honor!